¿Qué busca Mariano hablando de Robinson Canó?

por el 10/05/14 at 3:47 pm

Las declaraciones de Mariano Rivera sobre Robinson Canó están dirigidas a provocar aumento en la venta de su libro “The Closer”. En los récords de las Grandes Ligas, en la historia del béisbol de los Estados Unidos, hay grandes nombres de grandes hombres alrededor “del segundo saco”.

Robinson Canó

Robinson Canó

Se nos ocurre mencionar, solo para citar algunos nombres a Roberto Alomar, Jeff Kent, Craig Biggio y Rod Carew, entre otros. Tengan presentes que el segunda base debe estar siempre en situación de tirar desde cualquier posición y es ahí donde está la grandeza del dominicano

El hoy retirado cerrador panameño considera a Dustin Pedroia de los Medias Rojas de Boston, como más fogoso que el quisqueyano. Rivera compartió con Canó durante nueve temporadas el “dugout” de los Yankees de Nueva York.

Todas las fallas de Robinson Canó  que presentan personas ligadas a los Yankees, surgen después que el dominicano tuvo “140 millones de razones”, para dejar el equipo de Nueva York y mudarse a Seattle, convirtiéndose, si no el primero, en uno de los pocos que deja esa organización por asunto salarial.

En sus afirmaciones Rivera critica que Canó no se esfuerza por hacer jugadas electrizantes, espectaculares, que a nuestro juicio no son necesarias cuando se cuenta con la facilidad que muestra el criollo para llegarle a los batazos y tirar con precisión.

Ahí está la diferencia que el gran cerrador no vio y no valoró. Canó no realiza jugadas “extraordinarias” porque no tiene necesidad de ello. Su gran alcance le permite hacer fácil lo que para otros con difíciles y cuando las completan se ven extraordinarias.

Quizás el aspecto salario no sea el mejor sistema para medir a los jugadores, pero, cuántos defensores de la segunda base igualan a Canó en salario y por qué merece el dinero que le cobra como salario con los Marineros de Seattle?.

La realidad es que Canó tiene los bonos más altos que cualquier defensor del “segundo cojín” y no es noticia afirmar esto, y sin decir que Mariano Rivera lo necesita, considero que lo utilizó para sumarse unos compradores de su libro.

Lo bueno de su crítica es que fue coherente con el universo del béisbol que considera al dominicano como seguro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, pese a que afirma que “Robby” no se esfuerza por ser el mejor, actualmente el nuestro es el mejor alrededor de la segunda base y lo avala, repito, los “140 millones de razones” pagadas por los Marineros.

El que Rivera haya desperdiciado el salvamento en el partido número 7 de la Serie Mundial del 2001 en Arizona, no le resta al panameño su condición de ser el mejor en esa parte del juego.

 

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud